Exámenes de Electromiografía (EMG)

¿Debería hacerme un examen EMG?

Para que puedas recibir el mejor cuidado posible, tu doctor necesita determinar la causa de tus síntomas. Sufrir de síntomas en la lista a continuación justifica realizarse un examen EMG:

  • Entumecimiento, cosquilleo o sensación de ‘agujas”
  • Dolores agudos repentinos
  • Dolores agudos en el cuello o espalda
  • Dolores agudos generales
  • Dolores continuos
  • Espasmos musculares
  • Pérdida de sensibilidad
  • Pérdida de control muscular
  • Ardor
  • Sensaciones de calor / frío
  • Debilidad o atrofia
  • Problemas al caminar
  • Dificultad con movimiento psicomotrices finos.

Los síntomas que experimentas es la manera que tu cuerpo de está comunicando que algo anda mal. Hay muchas razones por las cuales podrías estar experimentando estos síntomas. Un examen EMG ayudara a tu doctor a establecer una diagnosis correcta y a establecer un tratamiento acorde a las causas de tu dolor.

¿Qué se siente al realizarse un EMG?

El procedimiento es ligeramente incomodo; los nervios que están siendo examinados reciben una pequeña descarga eléctrica. Es una sensación similar a las descargas estáticas que experimentamos al tocar a otra persona, en días secos y calientes.

¿En que consiste el examen?

El examen consiste de dos partes. Durante primera parte, un técnico aplicar almohadillas adhesivas lugares específicos de los brazos y piernas. Una sonda estimuladora será ubicada sobre tu piel y pequeñas descargas eléctricas serán enviadas a través de un nervio. Esta descarga eléctrica estimula el nervio y un impulso viaja a través de este haciendo que el músculo se contraiga. El técnico tomara notas de la actividad eléctrica de tus nervios.

La segunda parte del examen será realizado por un neurólogo. Esta parte es similar a la primera con la diferencia que el neurólogo estará utilizando un aguja. Esta parte del examen provee información muy importante acerca de tus músculos y como es la comunicación con los nervios. También ayuda a diferenciar si sufres de un trastorno muscular o nervioso.

La realización de este examen no representa riesgo alguno al sistema nervioso o muscular. El cuerpo humano produce corriente eléctrica para enviar y recibir mensajes desde el cerebros hasta las diferentes partes cuerpo. Este corrientes eléctricas en tus nervios pueden ser afectadas por lesiones, inflamación, enfermedad y/o algunas otras condiciones. Podrás continuar tomando tus medicinas de forma normal y después del examen

Preparación para el examen

Antes del examen EMG …

  • Debes dejarnos saber si estás tomando medicinas que diluyen la sangre, como Coumadin, o si tienes un marcapasos o desfibrilador
  • El estudio, antes del examen, tomará entre 30 y 60 minutos dependiendo del numero de estudios que se tengan que realizar
  • No utilices lo lociones o aceites en tu piel el día del examen.
  • El dia del examen, vístete con ropa amplia, cómoda y de color oscuro.

El día del examen…

  • Registrate en recepción y dejales saber que tienes un examen EMG programado
  • El examen será realizado por nuestro equipo de neurólogos técnicos y médico altamente entrenados.
  • El examen es ligeramente incomodo. Una pequeña corriente eléctrica se la aplicará a los nervios que están siendo examinados.
  • Una vez se haya culiminado el examen, puedes volver a todas tus actividades normales.

Después del examen…

  • El neurólogo escribirá un reporte oficial.
  • Tu doctor recibirá el reporte 3 o 4 dias después de haber realizado el examen.
  • Pide una cita con tu doctor para analizar los resultados del examen.

Comments are closed.